• Psicóloga Dalia Villasana

Olvídate de cambiar a los demás.


Es muy común querer cambiar a las personas, pretendiendo que actúen como nosotros queremos o esperamos.

Pero lo primero que tienes que tener claro, es que nadie cambiará nada de sí mismo, a no ser que quiera hacerlo.

Hay que aceptar a las personas tal y como son, ten presente que a ti tampoco te gustaría que alguien quiera cambiarte.

La única persona que puede decidir si quiere cambiar algo, es uno mismo.

La opción que tienes es cambiar tú, porque al formar parte de un sistema, si cambia una parte, cambia el resto, así que es probable es que al cambiar tú, lo demás también cambien.


Y como saben, me encantan los cuentos para ejemplificar lo que les deseo transmitir


“Un rey caminaba por un pueblo rocoso, se enfadó y dijo: ‘quiero que maten todas las vacas y que alfombren todo el pueblo’. Se juntaron los sabios del lugar y le dijeron: ‘muy bien, rey, tenemos que matar diez mil vacas, curtir todo el cuero y en diez años tendremos alfombrado todo el reino para que nuestro rey no se lastime’.

Y vino un bufón que le pidió permiso para decir algo y el rey accedió: ‘¿por qué no matan una vaca, le sacan el cuero y le hacen unos zapatos?’. Y el rey aprendió que era mejor cambiar su decisión”



No quiero crear la idea de que yo no caigo también en lo mismo como todos los demás, es fácil decirlo, pero difícil hacerlo, sin embargo, al darnos cuenta y ponerle foco, identificaras que perderás energía buscando un cambio que no sucederá.

Y, por otra parte, querer cambiar a alguien es querer robarle su esencia, hay que tener claro que hay que aceptar y respetar a las personas tal cual son.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo