• Psicóloga Dalia Villasana

Pensar que no eres mejor que nadie ya te hace mejor que muchos.


En general tendemos a dejarnos llevar por nuestro ego y pensar que nosotros tenemos la razón o que somos mejor que otros.


Ante cualquier tipo de comparación que realicemos, siempre habrá alguien mejor que nosotros en algún aspecto, o por debajo; por tanto, es importante tener presente que todos podemos aprender de los demás y que a la vez también, podemos enseñar a otros, depende de las circunstancias, momento o habilidad.


Hay que ser humilde, entendiendo que humildad es tener la capacidad de ser conscientes de las debilidades y limitaciones propias, así como de nuestras capacidades o virtudes, sin necesidad de estarlo pregonando o demostrando a los demás.


Lo que debemos buscar es siempre tratar de ser mejores pero en relación a nosotros mismos y no es relación a los demás.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo