• Psicóloga Dalia Villasana

Equilibrio entre el dar y el recibir.


Para que cualquier tipo de relación funcione, ya sea de pareja, amistad o laboral debe existir un equilibrio entre lo que aportamos y lo que recibimos, existe una idea errónea y distorsionada de que cuanto más se da, más amor o interés hay.


Algunas personas dan mucho, pero tienen dificultades para recibir.

De lo que se trata es que se de un intercambio de manera fluida y sana y no caer en sólo recibir sin dar nada a cambio, o por el contrario dar mucho y no estar abierto a recibir. Es decir, es un intercambio entre iguales.


La única relación que nunca podrá estar en equilibrio, es la de padres e hijos, la vida es un regalo que nuestros padres nos han dado. Es un desequilibrio natural para que la vida fluya. Los padres dan y los hijos reciben.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo